Secciones
Historial

Mostrar historial


Blindan a beisbolistas cubanos.

Publicado: 06-03-2009

Imposible acercarse a las estrellas cubanas en el Clásico Mundial.


PUEBLA.- Imposible acercarse a las estrellas de la selección cubana de beisbol. La seguridad que les envuelve se asemeja a la que trajera consigo Bruce Springsteen en una gira por Medio Oriente.

Todo por el latente temor de que alguna de sus luminarias tome la decisión de dejar a su equipo y buscar el profesionalismo.

Los peloteros cubanos son tan importantes que se les considera “activos de la nación“. Al menos ese es el pensar de Sigfredo Barros, quien viaja con el equipo como reportero del Diario Granma. Si alguno abandona el equipo, además de romper el corazón de los aficionados al beisbol, es considerado traición, en palabras del propio Fidel Castro, que aún enfermo, no se perderá uno sólo de los partidos del equipo.

Explica Barros el sentimiento: “Somos una isla muy pequeña, entonces, cuando uno de nuestros peloteros se va, es muy triste“, comentó Sigfredo. “Es un golpe muy duro, no es fácil sobreponerse a eso“.

Los diamantes ahora son de primerísima calidad, encabezados por Yulieski Gourriel, el segunda base, quien es comparado en ventaja con Derek Jeter; además, el shortstop Héctor Olivera o el jardinero Frederich Cepeda.

A su llegada al último partido de preparación ante los Pericos de Puebla, previo al arranque del Clásico Mundial, un par de motocicletas de la policía estatal iba por delante del autobús que transportaba a los peloteros. Detrás del mismo, una camioneta tipo pick up se ubicaba en la retaguardia del transporte. De ahí al entrenamiento, igualmente resguardados y apartados de la prensa y los aficionados.

No les faltan razones. El carcater de su sistema de gobierno impide que sus estrellas puedan jugar en el extranjero sin permiso del Estado. Por ello, grandes figuras han recurrido a escapar. Su talento los ubicó en las Grandes Ligas, como Liván y Orlando Hernández, Alexei Ramírez o José Contreras.

“No se puede hablar con ellos“, informó un miembro de la seguridad del estadio Hermanos Serdán de la capital poblana. “De hecho, nadie puede entrar al estadio hasta que los jugadores estén calentando en el campo“.

Después de haber ingresado al parque de pelota, tras cumplir los requerimientos de la seguridad, sólo se reciben respuestas monosilábicas y desde lejos, de los cubanos.

-¿Cuál es el provecho que le han sacado a los partidos contra equipos mexicanos? -se le preguntó a Pedro Pérez, coach de pitcheo del equipo.

-Muy buenos -dijo en la respuesta más generosa de la delegación. “Creo que nos han servido bastante. Tengo que dejarlos, voy con los muchachos“. Pedro Cabrera, jefe de prensa de la selección de Cuba, mencionó que las medidas que hay con respecto de sus peloteros se debe a que el beisbol es una parte de la propia cultura de su país.

“En Cuba, el beisbol se empieza a jugar en todas partes y desde temprana edad“, comentó. “Nuestros niños no quieren ser como nosotros los papás, sino como sus ídolos... los peloteros“. Por eso, no les pueden permitir ser “mal ejemplo“.

Los cubanos, que comparten el Grupo B con México, Australia y Sudáfrica, eligieron a Puebla como su guarida, para irse aclimatando a la altitud a la que se enfrentarán en el DF. nfrentarán el domingo a los africanos, y si mexicanos (que enfrentan a Australia) y cubanos ganan, se verán las caras el próximo martes.


Número de visitas:780

+ Noticias de
Deporte


Nuestras Columnas

Bodas nocturnas y tortugas marinas
| Impacto Ambiental

Humillados
|El Arbitrario