Secciones
Historial

Mostrar historial


Policías de Cancún agreden centro de mujeres maltratadas

Publicado: 01-06-2010

En un intento por sacar a la esposa del agente Antonio García Javier, quien ha ejercido en su contra violencia física, emocional y patrimonial


QUINTANA ROO. Policías de Cancún atacaron ayer el refugio para víctimas de violencia extrema que preside la activista de los derechos humanos Lydia Cacho, en un intento por sacar a la esposa del agente Antonio García Javier, quien ha ejercido en su contra violencia física, emocional y patrimonial.

Y.D.M.I, de 29 años, intentó denunciarlo en un par de ocasiones, pero él ejerció sus influencias dentro de la Procuraduría de Justicia y evitó que se consignase el caso, informó el Centro Integral de Atención para la Mujer Maltratada (CIAM-Cancún).

La joven pidió ayuda al CIAM y fue rescatada de García Javier, después de que éste le propinó una golpiza con una plancha metálica, fracturándole la nariz; también intentó ahorcarla.


“Cuando pidió ayuda a nuestra institución, Y.D.M.I, tenía siete días de haber parido y presentaba graves hematomas en brazos y espalda, producto de golpes y patadas. Durante la última golpiza la mujer cargaba a su bebé recién nacido, y el otro niño de 3 años 7 meses intervino suplicando a su padre que no matara a su mamá.


“Cuando fue rescatada por el CIAM, el policía agresor, en estado de ebriedad y aún portando su uniforme y armado la amenazó de muerte. Esta institución cuenta con testimonios y evidencias, así como peritajes médicos de la gravedad de las agresiones perpetradas por el agente policiaco, entre ellas mensajes a su teléfono celular advirtiendo que tenían secuestrada a una persona de su familia y que si no vuelve con él asesinará a su familiar”, se informó en un comunicado de prensa.


La mañana de este lunes, el agente policiaco se presentó vestido de civil, armado, y acompañado de su madre, en una camioneta verde Voyager placas 3722 UXC, junto con cinco policías armados, uniformados con camisa y pantalón negro, botas militares y cada uno con motopatrullas oficiales.


Armados, rodearon las puertas del refugio para mujeres y niños víctimas de violencia extrema, denunció el CIAM, mediante un comunicado.


“Uno de los oficiales, identificado como Alberto García, uniformado con pantalón beige y camisa blanca, con insignias de la Policía de Tránsito, tocó a la puerta y dijo saber que ahí tenían refugiada a Y.M.D. y que venían por ella, que pedían fuese entregada, pues de lo contrario se acusaría de secuestro a la institución”, se dio a conocer.


Ante la negativa, García Javier y otro agente de nombre desconocido, patearon la puerta del refugio y profirieron amenazas de muerte en contra del personal advirtiendo a las defensoras de los derechos humanos que “la policía tomará el refugio de no obedecer”.



Horas más tarde, se presentaron a esas mismas instalaciones, dos sujetos que se acreditaron como ministerio público, para decir que catearían el refugio, ante la presunta existencia de una demanda penal en contra de Lydia Cacho, presidenta del refugio. (El Universal)


Número de visitas:852

+ Noticias de
Derechos Humanos


Nuestras Columnas

Bodas nocturnas y tortugas marinas
| Impacto Ambiental

Humillados
|El Arbitrario